Empecemos.
Somos colaboradores de Cloud Signature Consortium y, en Adobe, estamos orgullosos de ser el primer proveedor global que admite el nuevo estándar abierto de firmas digitales basadas en la nube.
 
Con la firma en la nube, los clientes pueden utilizar ID digitales de confianza y seguros para verificar su identidad. También pueden firmar documentos en navegadores web o en dispositivos móviles, sin necesidad de instalar software de escritorio, descargar documentos ni conectar un token o una tarjeta inteligente.
 
Abre nuevas vías de negocio
Si eres miembro de la lista Adobe Approved Trust List (AATL) o tus certificados están cualificados en las listas European Union Trusted Lists (EUTL), tienes la oportunidad de crear una experiencia de firma mejor y más sencilla para tus clientes. Estamos deseando trabajar contigo para proporcionarte, en cualquier parte y en cualquier momento, funciones de firma que cumplan los requisitos legales y normativos más exigentes, incluida la normativa eIDAS de la UE en materia de firmas digitales cualificadas (QES).
Únete a nosotros para dar el siguiente gran paso y llevar la firma digital más allá:
  • Satisfaz la demanda de firmas de alta seguridad en la web y los dispositivos móviles.
  • Utiliza enfoques basados en estándares para que no tengas que crear y mantener soluciones propias.
  • Aumenta tu visibilidad con nuestro software Adobe líder en el sector: Adobe Acrobat Reader, Adobe Acrobat y Adobe Sign.
  • Actualiza fácilmente tus soluciones de certificados actuales para acelerar el plazo de comercialización.
Si tus certificados aparecen en las listas AATL o EUTL y crees que es el momento de explorar los nuevos estándares, rellena el formulario que aparece a continuación para empezar.
Para cargar este formulario, desactiva el bloqueador de anuncios y actualiza la página.
Los servicios online de Adobe solo están disponibles para usuarios mayores de 13 años y precisan la aceptación de las condiciones de uso adicionales y de la política de privacidad de Adobe. Los servicios online no se encuentran disponibles en todos los países o idiomas; es posible que el usuario tenga que registrarse y que los servicios estén sujetos a modificaciones o cancelaciones totales o parciales sin previo aviso. Pueden aplicarse tasas o tarifas de suscripción adicionales.